Audio

.WAV

.MP3



Los misterios de la isla de Pascua

 

La isla de Pascua en Chile, conocida también como Rapa Nui, es uno de esos lugares misteriosos que atrae a un gran número de visitantes de diferentes lugares del mundo. Es también un sitio arqueológico reconocido y de gran interés que algunos llaman “continente perdido” u “ombligo del mundo” debido a que se encuentra donde, dice la gente, el aire da vuelta.


Ubicada a 2000 millas del centro más cercano de la tierra en el pacífico sur, esta isla es famosa por sus gigantescas y misteriosas estatuas llamadas “Moai”, las cuales fueron elaboradas, en su mayoría, de piedras volcánicas que representaban el espíritu de importantes jefes y ancestros del lugar. Existen más de mil de estas figuras alrededor de la isla y, al parecer, se pueden diferenciar por grupos con sus propios rasgos. Las pinturas rupestres y petroglifos las acompañan como una de sus características fundamentales, con unos 5000 motivos registrados. No se puede pasar por alto el más destacado y reconocido petroglifo correspondiente al hombre pájaro también conocido como Tangata Manu. Éste se ubica en las rocas de Mata Ngarau en la aldea ceremonial de Orongo junto al volcán Rano Kau, y representa una de las ceremonias que surgió como respuesta a los conflictos sociales que existían en la Cultura Rapa Nui.


Vale la pena recalcar que en toda la isla no existen dos estatuas iguales. Estos monumentos se caracterizan por no tener pies y sus antebrazos parecen como sugeridos relieves delante del estómago. Sobresalen sus enormes cabezas y orejas alargadas, algunas con enormes ojos, cejas y boca, otras con delgados labios y narices hacia arriba mostrando cierta burla. Algunas de ellas con los ojos abiertos miran a la tierra y dan la espalda al mar. Su misterio radica en que aún no han sido descifrados muchos de sus secretos, entre ellos, su forma de escritura con jeroglíficos, la manera en que se llevaron a cabo y transportaron estas rocas, la poca información para identificar a los constructores y la razón del repentino cese de las construcciones. Algunas muestras de DNA señalan que a lo mejor fueron polinésicos los primeros habitantes y no culturas prehispánicas o de América del Sur, pero la duda continúa.


Aunque hace falta más información sobre aspectos importantes de la cultura, los estudiosos siguen atando cabos de esta maravillosa, enigmática e interesante civilización. Por lo pronto, se tiene su herencia palpable que no sólo echa a volar la imaginación de unos cuantos, sino que también da qué pensar acerca del origen y el por qué de tan impresionante manifestación artística.



Vocabulario:


Ombligo del mundo:
the centre of the World

Donde el aire da vuelta: at the end of the earth

Al parecer: apparently

Pasar por alto: to overlook

Valer la pena: to be worthwhile

Llevarse a cabo: to carry out

Repentino: sudden

A lo mejor: maybe, perhaps

Hace falta: to have need of

Atar cabos: to tie up the loose ends

Por lo pronto: for the time being

Dar qué pensar: to give food for thought

 

Spanish Department | CHASS | University of Toronto
copyright © 2006 University of Toronto. All rights reserved