Audio

.WAV

.MP3



Frida, una mujer con pasión

 

Mujer de lucha y pasión desbordada, furia de creación marcada por los intensos acontecimientos que cambiaron el rumbo de su vida, y por un país dolorosamente fragmentado por la desigualdad y heterogeneidad. Frida Kahlo fue una mujer de enorme carácter y fuerte presencia, cuyo encanto rozaba el humor y el sarcasmo. Hasta el más despistado de los mortales podía percibir su aguda presencia y, con ella, la historia de lucha por la vida y el amor que la caracterizaban.


Desde una edad temprana, Frida mostró un temperamento fuerte, quizás heredado de su padre, un alemán dolorosamente marcado por los embates de una enfermedad que bien podría parangonarse con la locura. Sus extrañas convulsiones le limitaron sus posibilidades en su tierra natal y, al verse imposibilitado para continuar con sus estudios, decidió re-hacer su vida en México. El padre fue una piedra angular en la vida de Frida; siempre mostró y dijo a los cuatro vientos que Frida era su preferida entre sus cuatro hijas, y la prefería, claramente, porque era la más parecida a él. Durante su niñez, la polio y, posteriormente, un accidente de tráfico la marcaron físicamente de por vida; su accidente le costó más de treinta y cinco intervenciones quirúrgicas, que la mantuvieron en cama por mucho tiempo, y fue, a partir de este período, que comenzó con una de sus más grandes pasiones, la pintura.


En ellas, Frida se refleja a sí misma con sus sueños, pesadillas y dolores en señal del realismo en el que vivía. Pintaba lo que mejor conocía: su propio rostro. Sus pinturas, que más tarde la acercarían a otra de sus pasiones, el amor por el muralista Diego Rivera, fueron ampliamente conocidas y celebradas en diversos círculos de artistas.


Su amor por el muralista surgió de la admiración en una ocasión en que él estaba trabajando en un mural en la escuela donde ella estudiaba. Años más tarde los amantes, mejor conocidos como el elefante y la paloma dado que él era corpulento y ella, frágil y delgada, contrajeron nupcias, pero sus numerosos conflictos los llevarían al divorcio después de diez años de matrimonio. Sin embargo, la pasión del uno por el otro los hizo regresar poco tiempo después. Diego le era infiel y ella no lo era menos. Él soportaba que ella estuviera con mujeres pero no aceptaba su infidelidad con los hombres. Frida siempre afirmó que había tenido dos accidentes en su vida: el primero había sido el accidente de tráfico y, el segundo, Diego Rivera.


Actualmente las obras de Frida Kahlo han alcanzado altas cifras, y sus cuadros y exposiciones recorren el mundo entero. Su vida llena de pasiones ha sido llevada a la pantalla grande en diversas ocasiones; de la misma forma, la casa donde convivió con Diego es actualmente un museo y visita obligada para todos aquellos amantes del arte y la Fridomania. Libros publicados en varios idiomas, diarios en donde se plasma y refleja su vida cotidiana y pinturas reconocidas en todo el mundo, son el fruto del dolor y la pasión, que siempre estuvieron presentes en su vida.

 


 



Vocabulario:


El más despistado de los mortales:
the most absent-minded person on the face of the Earth


Temperamento fuerte:
strong character


Parangonarse:
to compare


Piedra angular:
cornerstone


Decir a los cuatro vientos:
to shout something from the rooftops


De por vida:
for life


A partir de:
from


Mejor conocidos como:
better known as


Contrajeron nupcias:
to marry


No ser menos:
to be worse/equal than somebody


Llevar a la pantalla grande:
to make a movie


Vida cotidiana:
everyday life

 

Spanish Department | CHASS | University of Toronto
copyright © 2006 University of Toronto. All rights reserved