Audio

.WAV

.MP3



Payada

 

La payada es una forma poética de improvisación propia de la pampa argentina (aunque disciplinas similares se registran en Chile, Uruguay y, en menor medida, en Brasil). Tiene dos variantes principales, una es la improvisación individual donde el cantante, llamado payador, improvisa acompañándose con su guitarra, sobre temas universales o aquellos que le son propuestos por su auditorio. La otra es la payada de contrapunto que consiste en una suerte de duelo poético que sostienen dos contrincantes, con acompañamiento de guitarra. El primero de los contrincantes propone el tema general de la payada y el esquema métrico al que debe ceñirse (suelen ser octosílabos combinados en cuartetas y décimas). El segundo, que acepta el desafío, realiza una breve exposición del asunto y la cierra provocando a su contrincante con alguna pregunta de difícil resolución poética. A partir de aquí el duelo se extiende indefinidamente, hasta que alguno de los dos payadores no pueda responder inmediatamente cuando le llega su turno.


El término "payada" proviene de la voz popular que designa al campesino: "paya" o "payuca". Su antecedente directo se encuentra en las pujas verbales de los gauchos que se encontraban en las pulperías y que se medían para demostrar quien superaba al otro en ingenio y rapidez. Eran, además de un entretenimiento, un índice de prestigio social y el gaucho payador que era vencido con la guitarra se encontraba obligado a limpiar su honor en duelo de cuchillo.


Hacia la primera mitad del siglo XIX, el gaucho cantor que se acercaba a las ciudades funcionaba como cronista de la sociedad iletrada y cantaba las historias recogidas en sus andanzas de pago en pago. Cantaba a sus héroes de la pampa perseguidos por la justicia, así como al llanto de la viuda a quien los indios robaran sus hijos, o a la muerte de algún gaucho reconocido. Entre esos cantos heroicos de su entorno cultural, el cantor introducía sus propias hazañas y penurias, las muertes que debía y las razones con las que las justificaba. En estas presentaciones empezaron a medirse distintos payadores para ganar el favor del público y a pugnar por la recompensa pretendida.


A lo largo del siglo XIX, el arte de los payadores se fue haciendo cada vez más urbano. Entre 1890 y 1915 se dio lo que podría llamarse los años de oro de los payadores, cuando su arte llegó a la mar de la popularidad. En la década del ochenta los políticos contrataban a payadores para apoyarlos en sus campañas políticas. Uno de los libros más importantes de la literatura argentina, el "Martín Fierro" escrito en 1873, no es otra cosa que la larga payada donde el gaucho con este nombre cuenta la historia de su vida. El más legendario de todos los payadores fue Santos Vega a quien nadie podía superar en las pujas. Se cuenta que perdió su última payada con Gualberto Godoy, payador desconocido de quien no se supo nunca nada más después de la histórica contienda; por esto y por la magnitud de la victoria, la tradición cuenta que en realidad no era una persona sino el mismo diablo disfrazado.


A partir de 1915 los payadores fueron perdiendo terreno, sobre todo con la llegada de la inmigración europea y el surgimiento del tango. Aunque debilitada, la tradición de estos singulares duelos verbales subsiste hasta hoy día, sobre todo en el campo. Por su parte, el tango cantado recuperó muchas temáticas y formas de canto de la payada; muchos dicen que el estilo de Gardel es un gran deudor de los payadores.

Vocabulario Adicional:


Ganar el favor del público: to gain the favour, recognition of the public.


La mar de: lots of.


Apoyarlos en: to support them in.


No es otra cosa:
is nothing other than.


La tradición cuenta:
as the tradition, story tells.


Perder terreno: to lose ground.


Singulares: unique.


Ser un gran deudor de:
to owe a lot to.



Vocabulario:

 

 

Propia de: original from.


Variantes: variables.


Una suerte de: a kind of.


Sostener: to have.


Con acompañamiento de: accompanied by.


Ceñirse: to follow.


Pujas verbales: verbal jousting.


Medirse: to confront.


Limpiar el honor:
to reclaim his honour.


Funcionar como:
to work, function as.


De pago en pago:
from town to town.


Cantar a: to sing to the memory of.

La mar de: lots of.


Apoyarlos en:
to support them in.


No es otra cosa:

is nothing other than.

 

Spanish Department | CHASS | University of Toronto
copyright © 2006 University of Toronto. All rights reserved