Audio

.WAV

.MP3



El mar de los Caribes

 

Si alguien es de Trinidad y Tobago, Puerto Rico, Jamaica o Curazao es caribeño y antillano a la vez, pero si esta persona es de Baranquilla, Colombia, de Puerto Limón en Costa Rica o de la Isla de Cozumel que hace parte de México, es caribeño pero no antillano. Esta palabra, conocida como el gentilicio, se usa para evitar andarse por las ramas y nombrar a aquellos que son del archipiélago de las Antillas Mayores y Menores. Caribeño, por otra parte, se refiere a aquellos que viven en el área del Mar Caribe. Lo interesante del asunto es que no se necesita ser isleño para ser caribeño; aunque, es un requisito fundamental ser isleño para ser antillano. Con este juego de palabras, que más parece un trabalenguas, es importante señalar que en un momento dado el Mar Caribe se llamaba Mar de las Antillas, básicamente por estar ubicado al sur y oeste del arco antillano.


El Mar Caribe alude sin duda alguna al famoso grupo indígena de los Caribes. Estos llegaron por el sur y el oriente de Venezuela, empujando a los Arawacos hacia el occidente. Se ubicaron en la zona montañosa del norte venezolano y lograron establecer diversas tribus reconocidas como los Caracas, los Cumanagotos y los Chaimas. Para los conquistadores españoles una de las cosas más significativas, y que ha pasado a la historia como su característica fundamental, era su condición de caníbales. Esto no solo horrorizaba a los europeos, sino que, en su momento, les dió la oportunidad perfecta para emprender la persecución de los indígenas y hacer su ingreso al continente.


Sin embargo, los Caribes como pocos pueblos en la época de la conquista española lograron enfrentarse y resistir con tenacidad a los recién llegados. Sus conocimientos en navegación y su implacable forma de guerra sedujo a los conquistadores quienes terminaron por asociar el mar que cobijaba a sus adversarios, con el pueblo mismo. El mar de los Caribes se convirtió en su mar, hasta terminar llanamente en el Mar Caribe.



Vocabulario:


Ser de: to come from.

 

Andarse por las ramas: to beat around the bush.

 

Lo interesante del asunto: worthy of note.

 

Trabalenguas: tongue twisters. En un momento dado: at a particular moment.

 

Aludir: to refer to.

 

Sin duda alguna: without a doubt.

 

Empujar a: to force to move.

 

Arawacos: Amerindians found by the Spaniards in the Caribbean. They ranged from Venezuela through the Caribbean and Central America all the way to Florida.

 

Pasar a la historia como: to go down in history as.

 

Hacer su ingreso al continente: conquer (literally: to enter into the continent).

 

Como pocos: few and far between.

 

Terminar por: to end up.

 

Cobijar a: to shelter.

 

 

Spanish Department | CHASS | University of Toronto
copyright © 2006 University of Toronto. All rights reserved